top of page

16.3 Un Examen Personal

Las últimas dos semanas hemos hablado de la gran importancia del ciclo de sacrificio y renovación en la vida de cada líder. Hoy simplemente quiero compartir varias preguntas que te pueden ayudar a reflexionar sobre tu situación actual.


Primero, ¿notas algunos de estos comportamientos en tu vida?

  • Estás trabajando más duro, pero con menos resultados.

  • Llegas a casa más tarde o sales al trabajo más temprano de lo normal.

  • Te sientes cansado, aún después de dormir bien.

  • Tienes problemas para dormir o te despiertas a media noche.

  • Encuentras menos tiempo, o incluso ningún tiempo, para hacer las cosas que disfrutas.

  • Estás relajado muy a menudo, y dependes de alcohol u otras sustancias para relajarte.

  • Tomas más café de lo normal.

Segundo, ¿has notado algunos de estos cambios en tus relaciones?

  • Ya no puedes hablar de tus problemas con tu pareja.

  • Ya no te importa lo que comes, o si comes demasiado o muy poco.

  • Ya no recuerdas la última vez que tuviste una plática profunda con un buen amigo o familiar.

  • Tus hijos ya no te piden que asistas a sus eventos.

  • Ya no asistes a un lugar de adoración o ya no tomas tiempo para la reflexión.

  • Ya no ejercitas tu cuerpo como antes.

  • Ya no sonríes como lo solías hacer.

Tercero, ¿tienes estos sentimientos en tu vida?

  • Frecuentes dolores de cabeza o espalda.

  • Regularmente tomas medicamentos para controlar tu acidez o dolor.

  • Sientes que todo lo que haces ya no importa, que ya no hace una diferencia.

  • Sientes que nadie te entiende, que nadie sabe cuánto realmente tienes que hacer, lo duro que tienes que trabajar.

  • Simplemente no sientes nada o por otro lado reaccionas con emociones extremas.

  • Te sientes demasiado abrumado como para buscar nuevas experiencias, ideas o maneras de hacer las cosas.

  • Frecuentemente piensas en "escapar" de tu situación actual.

Si tuviste que responder "si" a varias de estas preguntas, simplemente quiero animarte a buscar ese espacio urgente, para retirarte y renovarte. Recuerdo un momento en mi vida, en el que tuve que responder sí a muchas de estas preguntas. Ese fin de semana unos amigos nos invitaron a salir y campar con ellos. Apagamos nuestros celulares, disfrutamos de la naturaleza, buena comida, una fogata, excelentes pláticas y momentos divertidos con nuestros niños. Fueron tan solo dos días de retiro, de descanso, de diversión. Pero ese lunes volví a trabajar con nuevas esperanzas, fuerza y ánimo. Espero que tú encuentres lo mismo.


Esta serie se basa en el libro de "Resonant Leadership" por los autores Richard Boyatzis & Annie Mckee. Foto: Pew Nguyen.

2 ความคิดเห็น


danny_wall
07 ก.ย. 2564

cuando llegas al momento donde respondas si a casi todas las preguntas es un lugar oscuro y peligroso. Yo no sentía, ni en funerales o bodas, y de repente por una pequeña cosa reaccione con emociones extremas. Lo peligroso de No sentir era que tenía miedo de Dios, y una vez que pierdes el temor de Dios todo va para abajo muy rápido.

ถูกใจ
Ruben J. Dyck
Ruben J. Dyck
07 ก.ย. 2564
ตอบกลับไปที่

Gracias Danny por tu comentario. Efectivamente, cuando llegamos a puntos extremos en el síndrome de sacrificio, parece que nos volvemos frios por un lado, y explosivos por otro. A mi me ha pasado igual. Pero siento que ayuda saber al respecto y así poder identificar esos momentos, y tomar las acciones correspondientes para recuperar. En veces esa recuperación no es cuestión de un fin de semana, sino de algunos meses.

ถูกใจ
bottom of page