top of page

2. El Juego Infinito

Si aún no lo conoces, te recomiendo el autor y conferencista Simon Sinek. Entre otros temas e ideas, tiene filosofías muy interesantes en relación al liderazgo. Recientemente publicó un libro titulado The Infinite Game (El Juego Infinito), y ofreció una entrevista para EntreLeadership donde resume dicho libro.


Explica que en esta vida hay cosas finitas e infinitas. Un ejemplo de cosas finitas sería un partido de basquetbol. Hay una serie de reglas que determinan cómo se llevará a cabo el juego. Solo pueden participar 5 jugadores por equipo y gracias a los uniformes se distingue con claridad quien pertenece a qué equipo. Muchos ven a su negocio o su organización desde una perspectiva similar, cuando en realidad gran parte de estos se desenvuelven en un entorno infinito. Para empezar, muchas veces no es tan claro quienes son los "jugadores"; incluso en cualquier momento puede entrar un "jugador" nuevo. De la misma manera muchas veces seguimos haciendo las cosas de una manera ( juego finito), porque así se ha hecho o por que así lo hacen los demás, cuando en realidad hay muchas maneras distintas de hacer las cosas (juego infinito).


Simon que ha trabajado como consultor para diversas compañías, comparte el contraste que notó entre Microsoft y Apple. Al participar en eventos de capacitación para los empleados de Microsoft, notó que estos tenían una mentalidad finita y más que nada estaban enfocados en ganar a su competencia en Apple. En ese entonces Apple había lanzado el famoso reproductor de música llamado iPod, y en Microsoft se estaba analizando cómo hacer un producto similar, pero mejor. Por otro lado, dice que cuando participó en eventos similares para empleados de Apple, notó que ni se mencionó la competencia de Microsoft. Al contrario, había una mentalidad infinita enfocada en buscar el próximo producto revolucionario. Microsoft efectivamente logró hacer un reproductor de música llamado Zune que fue mejor que el iPod. Pero al mismo tiempo Apple lanzó el iPhone, un producto revolucionario que dejó los reproductores de música como productos obsoletos.


Este ejemplo muestra un claro contraste entre una mentalidad finita e infinita, así como los resultados que ambas producen. Lo más fácil para todos - sin importar en qué área nos desempeñamos - es hacer las cosas como siempre se han hecho o como las hacen los demás. Simon en cambio nos reta a ser líderes que piensan más allá. ¿Hay cosas en tu organización que se pudieran hacer diferente? Claro, podemos aprender de otros. Pero vale la pena preguntarnos, ¿hay maneras diferentes de hacer las cosas, procesos o incluso productos o servicios en los que otros ni han pensado, pero que pudieran funcionar mejor?


Si te interesa escuchar la entrevista en inglés, la puedes encontrar en este link: https://open.spotify.com/episode/74w0dnpfxKMEZtRQxiD2a4?si=bqeldi3xSYmEtPlx8qeOtg

Yorumlar


bottom of page