top of page

7.8 Persuasión

Cuando hablamos de los derechos civiles y la igualdad, muchas veces pensamos en personajes públicos como Martin Luther King - personas que dieron grandes discursos y estuvieron al frente de movimientos reconocidos. Pocas personas conocen a John Woolman y la diferencia que él hizo a través de pequeñas acciones a lo largo de su vida.


Woolman vivió en los Estados Unidos durante la era colonial, cuando la esclavitud era una práctica común. Siendo un hombre jóven, se encontraba rodeado de personas afluentes que eran dueños de muchos esclavos. A raíz de su fe cristiana, siempre había tenido un problema con el concepto de la esclavitud y no le parecía correcto. Físicamente no fue una persona fuerte, pero poco a poco logró su misión de erradicar la esclavitud. El diría que lo hizo un centímetro a la vez.


Se dice que Woolman nunca atacó a las personas y tampoco se fue por discursos grandes. Sin embargo, a lo largo de los años visitó a diversos propietarios de esclavos, y en pláticas personales les hizo diversas preguntas para que reflexionaran al respecto. Les retaba a pensar en lo que significaba el hecho de poseer a un esclavo, siendo una persona de convicciones cristianas. Les preguntaba si estaban conscientes del tipo de institución que dejaban para sus hijos. Como resultado de dichas pláticas, hubo cada vez más personas que decidieron liberar a sus esclavos y cambiar su manera de pensar y trabajar.


Robert Greenleaf sugiere que una séptima cualidad de un líder servicial es la persuasión, así como la habilidad de hacer una pequeña acción a la vez. Para el, existe una distinción muy clara entre la persuasión y la coerción. Hay muchos líderes que logran acciones deseadas en los demás, mediante la coerción - en otras palabras por la fuerza. La amenaza de una despedida o de una pérdida económica, o incluso los insultos verbales pueden llevar a que la persona haga lo que uno desea. Sin embargo a largo plazo esto nunca tendrá los resultados deseados. En cambio, una persona que logra persuadir a los demás del porqué de hacer las cosas, obtendrá resultados muy diferentes. En este caso se llevarán a cabo los procesos deseados, no por obligación o presión, sino por convicción propia.


Greenleaf explica que esto por lo general no sucede de un día para otro. Implica tener una visión muy clara hacia dónde queremos llegar, para luego ser paciente y persistente, persuadiendo a los demás mediante diversos encuentros, pláticas y acciones. En el camino nos vamos a encontrar con distintos retos, interrupciones, retrocesos y frustraciones. Pero donde no nos damos por vencidos, y seguimos adelante un paso a la vez, vamos a lograr cosas extraordinarias a largo plazo.


Esta serie es un resumen del libro "Servant Leadership" escrito por Robert Greenleaf. Foto: Ludek Maderyc.

Comments


bottom of page