top of page

9.1 ¿Cómo vas a medir a tu vida?

Hace poco, tuve la oportunidad de tomarme un café con un empresario que respeto y admiro mucho. Pocos días antes, él había perdido a un amigo. Dicho individuo había sido muy exitoso en el sentido económico, pero ahora se veía a su familia de luto. Mi amigo me preguntaba, ¿de qué sirve alcanzar tanto en la vida, trabajar tan duro, si casi no tendrás tiempo para tu familia, y aún así terminas con una muerte temprana?


Parece que las enfermedades terminales, así como las muertes de amigos o familiares, nos llevan a reflexionar sobre el significado y la verdadera importancia de esta vida. Después de sobrevivir al mismo cáncer que se había llevado a su padre, Clayton Christensen se puso a reflexionar sobre su propia vida. Clayton era egresado de la universidad de Harvard y conocido como un experto en temas de negocios e innovación.


Comenta una experiencia en particular que tuvo un enorme impacto en el. Hace más de dos décadas, se había graduado de Harvard, junto a varios otros compañeros quienes aspiraban ser líderes exitosos en este mundo. Ahora, después de 25 años, estaban nuevamente reunidos como grupo en su alma máter. Clayton describe la emoción que sintieron al encontrarse nuevamente, y cómo procedieron a indagar sobre lo que cada uno había hecho y donde se encontraba en la actualidad. Era increíble escuchar cuántos de sus compañeros habían alcanzado el éxito: la fundación de enormes compañías, ascensos a puestos de gerencias en compañías importantes, políticos renombrados, salarios millonarios, etc.


Sin embargo, conforme iba avanzando la conversación, Clayton empezó a notar un lado distinto, un elemento contrario. Algunos comentaron que estaban separados o incluso en su tercer matrimonio, por que su pareja no había aguantado su ritmo de vida y trabajo. Otros mencionaron que habían perdido el contacto con sus propios hijos y que éstos incluso estaban amargados contra ellos, por nunca haber tenido tiempo para ellos. Hubo compañeros que enfrentaron fuertes escándalos e incluso tiempo en prisión, por corrupción, evasión de impuestos y otras faltas de integridad. A pesar de los logros que habían alcanzado, algunos mencionaron que odiaban su trabajo.


Al terminar dicho encuentro, Clayton se fue en silencio, reflexionando sobre todo lo que había escuchado. Comenta que tantas veces asociamos el éxito en nuestra vida con los logros en nuestra vida laboral. Como sociedad, celebramos a las personas que trabajan duro y que llegan lejos. Nuestros héroes son personas como Steve Jobs, que logran fundar enormes compañías y crear productos revolucionarios, aún cuando al mismo tiempo han perdido a sus familias y muchas veces cuentan con pocas amistades. Clayton plantea las siguientes preguntas:

  • ¿Es esta la manera correcta de medir a nuestras vidas?

  • ¿Son éstas las definiciones correctas del éxito?

  • ¿De qué nos sirve lograr tanto, si en el proceso perdemos a las personas qué más nos deberían importar en la vida?

  • ¿De qué nos sirve tener un puesto de prestigio y un enorme salario, si detestamos ir a nuestro trabajo?

El sugiere otras métricas para medir el éxito en nuestra vida y propone que una vida exitosa es aquella que se vive con pasión, con prioridades adecuadas, con relaciones profundas y con integridad. Estos son conceptos que queremos analizar en más detalle, durante las próximas semanas.


Esta serie está basada en el libro de Clayton M. Christensen, titulado "How Will You Measure Your Life?" Foto: Burak K.

コメント


bottom of page